Por: Sergio Fukushima | Gerente de Desarrollo de Negocios de Axis.

LA IA EN EL COMERCIO MINORISTA

0 Shares
0
0
0
0

Por: Sergio Fukushima |  [email protected]

El sector minorista se ha enfrentado a varios cambios en los últimos años, como el aumento del comercio en línea, la digitalización dentro de las tiendas, los cambios en la mano de obra e incluso las preferencias de los compradores. Estos cambios han llevado a una mayor innovación en las tiendas físicas e incluso han acelerado algunos avances ya existentes.

Una de estas tecnologías avanzadas que está ganando mucha atención en el comercio minorista es la inteligencia artificial (IA), especialmente en el contexto del creciente uso de análisis inteligentes en las cámaras de vídeo en red. La visión por ordenador, que es un subsector de la IA que permite a las cámaras “ver” y obtener información significativa a partir de imágenes digitales y vídeo, tiene el potencial de transformar el sector minorista. Esta tecnología podría proporcionarle los datos y la información necesarios para afrontar algunos de sus mayores retos, como prevención de pérdidas, dotación de personal, sostenibilidad e inventarios, y ayudar a mejorar la experiencia de compra desde un mismo sistema.

La prevención de pérdidas sigue siendo un problema importante en el sector minorista. En 2021, la Federación Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés) informó que la tasa media de pérdida desconocida era del 1.4%, representando US$94,500 millones en pérdidas. No es una suma insignificante, y es fundamental que aborde este problema en el entorno de su tienda identificando los puntos conflictivos para posibles robos, como la zona de autopago.

Operaciones y experiencia del cliente

La comodidad ocupa un lugar destacado en la lista de prioridades de los compradores, especialmente en lo que respecta a la ampliación de los horarios de apertura de las tiendas y la reducción del recorrido de compra. Esto puede lograrse mediante el uso inteligente de la automatización y la tecnología avanzada. Las cámaras de red equipadas con software pueden utilizarse para gestionar procesos en la tienda como la reposición de existencias y el seguimiento de la afluencia, lo que permite al personal ofrecer consejos y recomendaciones de alta calidad a los compradores.

También se está produciendo un cambio hacia modelos de tienda más híbridos, que utilizan la tecnología para facilitar la navegación y la compra en ausencia de personal in situ. Esto les permite ampliar el horario de apertura sin limitar el acceso a las horas que más convienen a los compradores. Aquí es donde también puede aplicarse la visión por ordenador para obtener información sobre sus tiendas. Las cámaras de red equipadas con funciones de IA pueden detectar cuándo los clientes añaden artículos a sus cestas, cuánto tiempo pasan en la tienda y dónde, los puntos de fricción o los embotellamientos y otros comportamientos en la tienda. Esta información puede servir de base para cualquier cambio que realice para influir positivamente en la experiencia del cliente.

También puede utilizar estas tecnologías para mejorar sus métricas de sostenibilidad. Puede aplicar la IA para supervisar sus niveles de existencias, asegurándose de que responde directamente a la demanda y evitando tener excedentes de existencias, que podrían destruirse o ir a parar al vertedero.

El potencial de la IA en la videovigilancia es prometedor. Las cámaras de red equipadas con visión por ordenador mejoran el análisis de vídeo, permitiendo la detección de amenazas, la detección de movimiento, el reconocimiento de objetos y una mejor comprensión de los comportamientos en la tienda.

Esto permite a su personal centrarse en ofrecer un servicio de alta calidad que mejore la experiencia del cliente y fomente la repetición del negocio y la fidelidad a su marca.

La IA, además, permite predecir tendencias y preferencias de los clientes, lo que le ayuda a planificar mejor el inventario, las campañas de marketing y el lanzamiento de productos. Utilizando la información obtenida de esta tecnología, puede asegurarse de minimizar los residuos y optimizar su logística.

Aunque las ventajas de la IA son numerosas, como ocurre con cualquier actividad de recopilación y análisis de datos, es importante tener en cuenta los aspectos éticos relacionados con la privacidad y el posible uso indebido de la tecnología antes de ponerla en práctica. Se trata de una conversación continua y en constante evolución en la que tendrá que navegar a medida que se esfuerza por realizar cambios en su sistema de vigilancia que beneficien a su negocio más allá de garantizar la seguridad y la protección.

Emplear la IA en su sistema de vigilancia permitirá, en definitiva, tomar mejores decisiones empresariales y aumentar los beneficios a largo plazo.

***Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor, y pueden no coincidir con las del cuerpo editorial de esta revista o las de este gremio empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like