unadp

Analizan cómo hacer más atractivo a Panamá para las empresas multinacionales. | Foto por: Boris Isaac en Unsplash

Atracción de IED, clave económica

0 Shares
0
0
0
0

La captación de Inversión Extranjera Directa es pieza angular en los planes de recuperación y desarrollo económico en el escenario actual.

Por: Malema De León | [email protected]

El escenario post pandemia representa una oportunidad para poder atraer e incrementar actividades de producción en América Latina y el Caribe “a partir del diseño de estrategias de atracción de inversiones focalizadas”. Este es uno de los señalamientos que el Banco de Desarrollo Interamericano (BID) plantea sobre la Inversión Extranjera Directa (IED), a la que considera clave en la recuperación económica y crecimiento sostenible de la región post pandemia.

Esta región mantiene “una participación relativamente alta y estable en la captación de los flujos globales” de IED;  no obstante, el BID advierte que su inserción en las cadenas globales de valor ha sido limitada. De ahí que recomiende medidas estratégicas y focalizadas, sobre todo, “en los procesos asociados a la decisión de ubicar o reubicar parte de la cadena de suministro de una empresa a mercados cercanos”.

Régimen EMMA en Panamá

El pasado 4 de febrero, se emitió en Panamá el Decreto Ejecutivo N° 33 de  4 de febrero de 2021 que reglamenta la Ley 159 de 31 de agosto de 2020, que crea el régimen especial para el establecimiento y la operación de empresas multinacionales para la prestación de servicios relacionados con la manufactura.

El Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) ha indicado que el Régimen de Empresa Multinacional para la Prestación de Servicios Relacionados con la Manufactura (EMMA) está dirigido a empresas nacionales o extranjeras que desde Panamá presten servicios de manufactura, ensamblaje, re-manufactura, acondicionamiento, mantenimiento y reparación de productos, servicios de desarrollo de productos, investigación o innovación de productos o procesos, además de servicios logísticos, a su mismo grupo empresarial.

“Ofrece seguridad jurídica para la atracción de nuevas inversiones al país, retener las existentes, generar nuevos empleos y capitalizar la trasferencia de tecnología, aportando positivamente al proceso de reactivación económica del país”, señaló al respecto, Jeannette Díaz Granados, directora general de SEM del Ministerio de MICI. 

Reportes del MICI indican que los requisitos para obtener una licencia para operar como EMMA en Panamá, de conformidad con lo establecido en la ley que regula este régimen, fueron aprobados  por la Comisión de Sedes de Empresas Multinacionales (SEM). Como parte de tales requerimientos, “las empresas deberán demostrar que los activos de su Grupo Empresarial son iguales o mayores a setenta y cinco millones de dólares americanos (US$ 75,000,000.00), o que la empresa solicitante preste servicios a por lo menos tres (3) filiales, subsidiarias o compañías asociadas”.

En un evento celebrado el año pasado sobre las ventajas de la Ley EMMA, se indicó que “las empresas multinacionales se podrán beneficiar de nuestra posición geográfica privilegiada y de nuestra mejor ventaja comparativa que es la conectividad, por medio de un régimen de incentivos integrales que incluyen incentivos fiscales, migratorios, laborales y aduaneros, además de capitalizar las bondades de los regímenes especiales ya existentes”.

Visión empresarial

Desde la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) se han planteado estrategias para incrementar las IED en el país. De ahí que este gremio abogue por la ejecución de políticas económicas claras, especialmente ante el escenario actual, que permitan recuperar la senda de desarrollo del país.

Refiriéndose a las calificaciones y perspectivas negativas recientes de las calificadoras FitchRatings y Moody’s, la CCIAP ha manifestado que durante años el país mantuvo elevados grados de inversión y acceso sin precedentes a los mercados financieros, permitiendo un crecimiento económico importante de las actividades productivas y el empleo, por lo que estima necesario impulsar cuanto antes planes claros que conlleven a la recuperación de los estándares de inversión y mantener abiertas las actividades económicas en respeto a la libre empresa, que es el modelo a seguir para reconstruir el país y permitir un desarrollo sostenible.

Sobre el tema, el BID ha señalado que las políticas de promoción de la IED deben complementarse con instrumentos dirigidos a mejorar las capacidades y activos locales, y a estimular vinculaciones directas entre las empresas multinacionales y las empresas domésticas para así potenciar el impacto local de las mismas. “Este es el desafío que enfrenta nuestra región en los años venideros”, acotó. 

publimovil
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like